Productos>Dios mío, ¿por qué sufro?

Dios mío, ¿por qué sufro?

Edición digital Logos

Ediciones Logos están totalmente conectados a su biblioteca y a sus herramientas de estudio de la Biblia.
Ofertas del mes de mayo 2024

$11.99

Precio regular: $17.99
Ahorra $6.00 (33%)

Reseña

La vida cristiana es indiferente para muchos. La fe ha perdido su interés, y el gran entusiasmo que siguió a su conversión se ha enfriado gradualmente. La vida cristiana se ha vuelto fácil y cómoda para ellos. Parece como si estuvieran perdiendo el contacto con Dios.

Si bien esto puede describirnos a nosotros y aun la Iglesia actual, ése era el estado de Israel en tiempos de Malaquías. El profeta se enfrenta al problema de la degeneración espiritual, la fosilización de nuestra fe y, por medio de Malaquías, Dios mismo reta y acusa a Israel en cuanto a su estado espiritual.

Top Highlights

“Cómo puede un Dios de amor permitir cosas como niños disminuidos psíquicos, poblaciones enteras azotadas por el hambre, miles de personas que agonizan a causa de una multitud de enfermedades, los horrores de los terremotos o la lenta y prolongada miseria de la desnutrición?” (Page 12)

“Venid, volvamos al Señor; porque él nos ha desgarrado, y nos sanará; nos ha herido, y nos vendará» (Os. 6:1 LBLA). Hay muchos cuya trágica reacción al sufrimiento es la amargura y el odio contra Dios; y hay otros que en la oscuridad de sus lágrimas ven una luz dirigiéndolos a la Ciudad Celestial. La luz es la misericordia de Dios en medio de su juicio, y la respuesta a esa luz es el arrepentimiento.” (Page 23)

“Tenemos mosquitos palúdicos y gérmenes portadores de enfermedades. Heredamos, en fin, una Creación en estado de profunda discordia, y las consecuencias de dicha discordia retumban en cada esfera de la vida.” (Page 20)

“No debemos suponer que porque alguien esté sufriendo intensamente ello sea señal del juicio de Dios sobre él como individuo.” (Page 22)

“Abraham aún permanece como una afirmación verdadera de la fe: «El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?» (Gn. 18:25). Si esta es la sentencia de Dios, debemos inclinarnos ante su sabiduría soberana. En tal sumisión comprenderemos, en alguna pequeña medida, lo horrendo del pecado que ha ocasionado tal estrago. Y aprenderemos también la maravillosa respuesta de Dios a ese pecado: la redención de Cristo, que no solo abraza a todos los elegidos de Dios, sino, finalmente, al universo mismo.” (Page 21)

Opiniones

Valoraciones de 0

Inicia sesión con tu cuenta Faithlife

    Ofertas del mes de mayo 2024

    $11.99

    Precio regular: $17.99
    Ahorra $6.00 (33%)